buganvilla sin hojas en invierno

Buganvilla sin hojas en invierno

Recuerda que la buganvilla tiene espinas. Al cortar, use:

  • Guantes
  • Gafas de seguridad
  • Camisa de manga larga
  • (tixag_14_14) (tixag_14_14) Y FERTILICE

    ) Ni exigente ni muy difícil de cultivar. Es realmente curioso encontrar que la buganvilla es una planta trepadora acostumbrada a vivir en suelos pobres. Además: a diferencia de muchos otros arbustos con flores, no tolera bien la fertilización excesiva cuando se planta directamente en el suelo del jardín. Y, lógicamente, no si lo haces en maceta (aunque aquí necesitarás la ayuda de un abono líquido para plantas cada 15 días en verano y primavera).

    Antes, cuando mencionábamos que casi se puede catalogar como una planta rústica, nos referimos no solo a la baja necesidad de suelo rico en nutrientes, sino también a la baja necesidad de agua. Aunque durante el invierno lo ideal es regarla con agua de lluvia o, en el interior, dejarla en reposo; el verano no será demasiado exigente: bastará un riego semanal si se planta directamente en el suelo, y unos riegos semanales si es en maceta. Un consejo: para estos riesgos, es más que recomendable evitar mojar sus hojas y centrarte únicamente en hidratar las raíces.

Índice
  1. Buganvillas en macetas
  2. Consejos para cuidar una buganvilla
  3. EL TRÍO ACE DE BOUGAINVILLA: LUZ, RIEGO Y FERTILIZANTE
    1. ¿Qué debes saber sobre la buganvilla?

Buganvillas en macetas

Hay dos especies de buganvillas, son glabra y spectabilis. Ambos llegan a dar flores, buganvillas rojas, rosas, naranjas y blancas. Es habitual ver buganvillas en macetas en jardines, terrazas o vallas. A partir de esto, se suelen formar setos de forma circular, teniendo esta planta la característica de reproducirse rápidamente.

Al estar en interior, la buganvilla debe estar en un lugar donde haya una buena fuente de luz. Durante el verano se debe regar al menos dos veces por semana. En caso contrario sería invierno, donde puedes echar un poco de agua cada 15 días o cuando veas que tu terreno está seco.

Consejos para cuidar una buganvilla

  • Si tiene manchas blanquecinas y suaves al tacto, tienes moho. Airearlo y no regarlo.
  • Si pierde las hojas, puede que le falte la luz.
  • Si no florece, necesita más luz.
  • Si las hojas se secan es por el exceso de calor, necesita más humedad.
  • Si sus hojas son pequeñas, le falta fertilizante; y si se ponen amarillas, suele ser por exceso de riego.
  • Si hay manchas de algodón o insectos marrones debajo de las hojas: eliminarlos con un algodón empapado en alcohol etílico.
  • Si hay una telaraña debajo de las hojas: rociar con insecticida.

En definitiva, la buganvilla es una planta que con un poco de cuidado te dará unos colores estupendos y será muy decorativa.

EL TRÍO ACE DE BOUGAINVILLA: LUZ, RIEGO Y FERTILIZANTE

Ni exigente ni demasiado difícil de cultivar. Es realmente curioso encontrar que la Bougainvillea es una planta trepadora acostumbrada a vivir en suelos pobres. Además: a diferencia de muchos otros arbustos con flores, no tolera bien la fertilización excesiva cuando se planta directamente en la tierra del jardín. Y, lógicamente, no si lo haces en macetas (aunque aquí necesitarás la ayuda de un abono líquido para plantas cada 15 días en verano y primavera).

Antes, cuando comentábamos que casi se puede clasificar como una planta rústica, nos referimos no sólo a la baja necesidad de suelo rico en nutrientes, sino también a la baja necesidad de agua. Aunque durante el invierno lo ideal es regarla con agua de lluvia o, en interior, dejarla en reposo; el verano no será demasiado exigente: bastará un riego semanal si se planta directamente en el suelo, y unos riegos semanales si es en maceta. Un consejo: para estos riesgos, es más que recomendable evitar mojar sus hojas y centrarte únicamente en hidratar las raíces.

¿Qué debes saber sobre la buganvilla?

  • Aunque se han descrito un total de 35 especies de buganvillas, hasta ahora la comunidad botánica ha aceptado solo 18 de ellas como verdaderas especies.
  • Las buganvillas son enredaderas arbustivas y, como por ejemplo las flores de pascua, consisten en hojas y brácteas que cambian de color (y que solemos confundir con flores).
  • Las flores de la buganvilla son blancas y muy pequeñas. Se encuentran en el centro de cada grupo de brácteas.
  • Los colores más comunes para las buganvillas van desde el rosa intenso hasta el púrpura y desde el naranja hasta el rojo. También las hay con brácteas blancas, por lo que es una de las plantas más utilizadas en jardinería urbana exterior (en zonas con clima favorable).
  • En zonas de clima templado y sin heladas invernales, la buganvilla puede permanecer en flor durante todo el año y no necesita cobijo en invierno. En áreas con una caída drástica de la temperatura durante los meses de invierno, la planta necesitará protección contra heladas.
  • Si buscas una planta pequeña, la buganvilla no es para ti: puede alcanzar los 10 metros de altura plantada en el suelo. Aunque en maceta la altura que alcanza es menor, nunca será una planta pequeña. Ten eso en mente.
  • ¿Cuánta agua necesita una buganvilla para ser exuberante y hermosa? Bueno, la verdad es que bastante. Con unos riegos a la semana en verano y dejándola reposar en invierno (si le cae agua de lluvia en el exterior es suficiente), estará perfecta.
  • Procura que tenga buen drenaje ya que no tolera bien los encharcamientos. Y al regar, regar las hojas y brácteas lo menos posible, para evitar que se dañen.
  • ¿Y la luz? Pues bien, la buganvilla necesita mucha luz, así que plántala o colócala donde reciba más sol, durante todo el día, ya sea de forma directa o indirecta (cuidado con quemar sus hojas si el sol es muy fuerte). Recuerda la regla: a más luz, más intensidad de color en las brácteas.
  • En cuanto a la temperatura, la buganvilla tolera veranos cálidos y secos e inviernos fríos con heladas ligeras (puede tolerar 7 grados bajo cero). Sin embargo, si es en maceta, es mejor no dejarla al aire libre en invierno.
  • Si es necesario, proteja el cepellón de la planta cubriendo la capa superior del suelo y el exterior de la maceta para que la raíz no se congele y la planta muera.
  • Cuando se trata de la fertilización, con la buganvilla es mejor pecar de precavido que exagerar. En cualquier caso (y como siempre recomendamos), lo mejor es seguir las instrucciones del fabricante. Y si tienes cualquier duda, puedes contactar con nosotros a través de los canales de comunicación habituales.
  • Sobre las plagas: las babosas son las más comunes y peligrosas para esta planta. Una forma de mantenerlo a raya (para vigilar la planta durante los meses de calor) es no regar las hojas, para que no se mojen. La araña roja, la mosca blanca, el pulgón y el moho también son condiciones comunes de esta planta.
  • Buganvillas... ¿Se pueden cortar? Sí, aunque eso depende de cómo quieras tener la planta. Si en tu zona no hay heladas, puedes cortarla en invierno. Si lo hay, hazlo mejor a principios de primavera. No olvides quitar un tercio del tamaño de las ramas para que se vuelvan más fuertes. El tiempo de corte también es ideal para darle a la planta la forma que más te guste.

Plantas que soportan el viento
LEER
/* */ Subir

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación, si continua en navegando consideramos que acepta su uso.